Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Y ya…

y ya ha pasado este enero que ha ido acumulando pérdidas que, de seguir su ritmo convertirían este blog en una relación de obituarios. Mientras yo desempolvaba mi lado más friki, primero cayó Gelman, después José Emilio Pacheco y después Félix Grande. Tres voces enormes que dejan un vacío bien sonoro… y andaba yo pensando en eso cuando el poeta palmero Antonio Jiménez Paz, con esa perspectiva diferente que siempre ofrece va y me dice:

Ya está bien de hablar de tanto poeta muerto cuando hay tantos poetas vivos con tantos libros muertos.

Y es verdad. Pero los grandes poetas muertos están a las finales más vivos que muchos lustrosos y, además, ubicuos poetas vivos. Mejor hablar de aquellos, Antonio, o mejor de sus muy vivos poemas. Como este de Pacheco:

TITANIC

Nuestro barco ha encallado tantas veces
que no tenemos miedo de ir hasta el fondo.
Nos deja indiferentes la palabra catástrofe.
Reímos de quien presagia males mayores.
Navegantes fantasmas, continuamos
hasta el puerto espectral que retrocede.
El punto de partida ya se esfumó.
Sabemos hace mucho que no hay retorno posible.
Y si anclamos en medio de la nada
seremos devorados por los sargazos.
El único destino es seguir navegando
en paz y en calma hacia el siguiente naufragio.

de EL SILENCIO DE LA LUNA.

o este de don Félix:

La prisa despareja con que miro tu piel
la premura apretada con que altero tu cuerpo
y este desasosiego en que empapo mi lengua
para hablarle a tu carne y lamer a tu voz
son como ávidas gotas de estaño compasivo
que busca aminorar las grietas de la muerte

La planta de la edad nos chupa nuestros días
abriéndose como una flor negra, abominable
y en este esplendor de hoy se oculta la simiente
de una desposesión calcinada y perversa
como la del desierto. En el calcio del tacto
hay una lenta caries que nos invade desde
el fin aterrador del tiempo y de la vida

Presuroso y perdido unto en mí tu persona
y soy un bulto de hombre y de loco y de perro
que corre por tu cuerpo y a la vez por un túnel
despavoridamente lamiendo en las tinieblas

«Y ya…» recibió 0 desde que se publicó el 1 Febrero, 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias