Valente va y dice

      No hay comentarios en Valente va y dice

No ha de confundirse la escritura con la insistente exhibición de un ego en definitiva escasamente eréctil que, una vez quemados los cohetes efímeros del ingenio precoz, se queda fofo, pesado, macrocefálico.

Deja un comentario