Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Un haiku

Circula por ahí mucho terceto cojo y huérfano que  se hace pasar por haiku . Aquí dejo uno bueno de verdad , de Germán Machado. Tomen nota, por favor y aprendan/mos  :

Rumia lo oscuro

la osamenta del cielo

Luna caída .

 

 

 

«Un haiku» recibió 5 desde que se publicó el 21 Octubre, 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Super dice:

    Deberías decir únicamente: “a ver si aprendo”. Cuando dices que hay mucho terceto cojo, dices mal. Lo que hay es mucha prosa cortada y adaptación del haiku a las formas métricas españolas: a la tercera o soleá, es decir, a tres versos de arte menor con rima asonante en los pares.

    El haiku que pones, por cierto, no es tan bueno. Eso es que al tal German no lo envidias y por eso lo pones.

  2. Super dice:

    Ejemplo de buen haiku (de Issa) para que aprendas:

    No mates a la mosca.
    Mira cómo reza
    manos juntas y pies juntos.

  3. Mario Domínguez Parra dice:

    Y también se ve que Issa escribía en español…

  4. Javier dice:

    Estoy de acuerdo en que por el fondo y el espíritu del poema corto, no se trata de un haiku. Precismanente, en este blog (sobre crítica literaria y poesía canaria), analizábamos la cuestión de ¿por qué llamar haiku o algo que no lo es?
    En la tradición literaria española hay varias métricas o formas que, no sólo se comparar en igualdad de condiciones con el haiku, si no que, además, satisfacen esa necesidad y característica de la poesía occidental de subjetivizar o dejar patente el “ego”, el yo, del autor.

    Fundamentalmente, un haiku no es sólo el número de sílabas. Este aspecto me parece accesorio y únicamente un medio para canalizar la naturaleza del poema; para obligar al autor a salirse de sí mismo, depojarse de su “yo” e intentar captar el momento.

    Un haiku que no emane zen, que no respete el desprendimiento que exige captar el aquí y el ahora, alejado de cómo se siente el poema, o de metáforas que vayan por ese camino, no es un haiku…
    Puede ser un jaiku, con “j”, y sería mejor así pues sería nuestro, occidental.

    Dejo aquí el artículo, por si quieren leerlo y comentarlo: https://mierdaperro.wordpress.com/2012/05/22/levantas-una-piedra-y-salen-a-miles-los-haikus/

    Por otro lado, hay un tipo de poema nacido en (Creo recordar) Brasil, que se llama poetrix y que, justamente, trata de, en tres versos cortos, captar el momento que vive el autor, pero con toda la libertad para inyectar metáforas, yo, ego, subjetividad y todo lo que se quiera.

    Un saludo, y enhorabuena por la web.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo de Cooperativas de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.