Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Travesías un tanto malhumoradas

Rafael José Díaz, uno de los poetas canarios más interesantes de las últimas hornadas abre blog. Y lo abre con una filípica tremenda sobre el estado de la poesía española actual, en particular la joven. Y… bueno, desde mi tal vez cómoda posición de intruso, no he podido evitar que se me levante una ceja. Me ha sorprendido el tono de la entrada en un autor que, por otra parte, va viendo su obra publicada en alguna de las editoriales de referencia.

A ver, no sé si el diagnóstico de Rafael-José es acertado, no tengo ante mí el mapa de toda la poesía jóven y no jóven escrita en España y recientemente publicada, aunque sí es verdad que algunas cosas sí que veo y no me acaban de gustar, y ya hablé de ello en alguna ocasión anterior… pero no creo que ahora la república de las letras se gobierne con mañas muy diferentes a las que forman parte de su tradición centenaria. La de la poesía, como nos recordó José Emilio Pacheco hace bien poco, es orden mendicante y hace ya tiempo que los viejos mecenas fueron sustituidos por las diferentes administraciones y su tejido de fundaciones, editoras públicas, etc. Pero nada de esto es una novedad.

Como tampoco lo es que de cuando en vez algún suplemento semanal de algún períodico con pretensiones realice un reportaje, lleno de fotos y vacío de poemas, sobre la nueva hornada de poetas jóvenes (y guapos/as, si es posible). Y, oye, a todos nos gusta salir en la foto, como dicen que dejó dicho para la historia don Alfonso Guerra. Tampoco aquí veo la novedad, esto es así desde los tiempos de la movida madrileña y, seguramente,  antes.

Como tampoco es novedad que los contemporaneos consideremos que lo que no escriben mis amigos de cuadrilla literaria es basurilla propia de un parnasillo de logreros pretenciosos.

Rafael-José habla en su entrada del espacio del poema. Tengo para mí que el espacio del poema es el lenguaje, lo que así de entrada suena muy formal y académico… pero es que, amigas y amigos, los seres humanos estamos hecho de lenguaje: en el lenguaje trabajamos, en el lenguaje nos insultamos, en el lenguaje follamos, con el lenguaje nos explotan y explotamos y en el lenguaje nos emborrachamos. Somos bichos que hablan, dicen y se dicen… y nunca he entendido esa actitud de que la poesía “es otra cosa”, que deba regirse por reglas ajenas a las propias del ser humano;  que se trate de un “mundo” diferente, en lo que al comportamiento de las personas  se refiere,  al de otras formas de arte, o al comercio o a la industria…me parece una ingenuidad.

El poema, cuando es un buen poema, genera una fractura en ese mundo de lenguaje, una fractura por la que asoma lo oculto, lo no dicho o lo enterrado en toneladas de palabras manoseadas, por el que brota la sorpresa de una mirada nueva, y por tanto conflictiva. Pero el poema no es un espacio al margen o autónomo de nuestro espacio cotidiano de lenguaje. Otra cosa es que, si hay suerte, lo rasgue un poquito…para que corra el aire.  Pero los poemas los escriben o dicen personas acuciadas por los mismos deseos, rabias e intereses que cualesquiera otras, aplicados, en este caso, al pobre negocio de la poesía.

Ya lo dijo Discépolo: “Siglo XX,  cambalache / problemático y febril. / El que no llora no mama / y el que no afana es un gil”. Pues igual pero en los comienzos del XXI (“(¡En el quinientos seis / y en el dos mil también!”)…

La alternativa, como el incendio del que hablan mis amigos Itinerantes, crece por los márgenes, en un entramado de iniciativas editoriales pequeñas y de modestos circuitos organizados por personas que saben a ciencia cierta que esto de la poesía no da para vivir o, al menos, para vivir confortablemente, (aunque si pueda dar para merendar, y una merienda bien aprovechada da de sí…).

Yo le recomendaría a mi amigo Rafael-José que se lo tome con calma y cierta sana distancia, y que en baja voz diga aquello de don Antonio: “A mi trabajo acudo / con mi dinero pago…”

Y bienvenido a la blogocosa… 😉

«Travesías un tanto malhumoradas» recibió 0 desde que se publicó el 28 abril, 2010 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.