Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

The shortest…

poem ever. No sé si este que va a protagonizar esta entrada es el poema más corto, pero si no lo es, debe estar cerca. Verán, ayer estuve en una lectura de poemas y, como me suele pasar en esos actos, acabo un tanto sobrepasado por tanta acumulación de palabra, tanta tensión o esfuerzo expresivo… acaba uno necesitando un lavado de cara.

Y me acordé de este poema. Me lo encontré hace un tiempo viendo ese fabuloso documental titulado “Cuando éramos reyes”, que gira alrededor del mítico combate entre Mohamed  Ali y George Foreman. En los momentos finales del documental se hace una semblanza de lo que significó Ali para la comunidad afroamericana de Estados Unidos, y uno de los periodistas entrevistados recordó cuando fue invitado a la Universidad de Harvard a recibir algún tipo de distinción. Mohamed Ali no era un cachocarne con ojos, era un tipo inteligente, muy vivo, un luchador que arriesgó mucho en defensa de sus ideas, y, como él  no dejaba de repetir, asombrosamente guapo… y un charlatán desaforado que atropellaba a sus interlocutores con una verborrea encendida a poquito que le dejaran, siempre aplicando su “floating like a butterfly, sting like a bee”, un curso de estrategia en una sola frase, por cierto.

En semejante escenario, el Aula magna de la, seguramente, más prestigiosa universidad norteamericana, alguien entre el público le anima (o le reta): Di un poema, le gritan… Ali se acerca al micro, se hace el silencio y, entonces, dice el siguiente poema:

Me
We

Yo
Nosotros

Casi nada. Y este poema aquí, y esta entrada, tienen dedicatoria.

«The shortest…» recibió 2 desde que se publicó el 7 septiembre, 2011 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Sólo cuatro letras, pero cuánto significado. Me ha recordado a la filosofía tras «ubuntu», ese «yo soy porque nosotros somos». Me, we 🙂

  2. NO te pierdas, si no lo has visto “when we were kings”, da igual si te gusta o no el boxeo (a mí no me gusta) sino la potencia de la historia: dos personajes como Ali y Foreman (que después volvió a ser campeón mundial y después rey de las hamburguesas), un contexto tremebundo: Kinshasa, Mobutu, el olor a sangre… Don King, Mailer… tremendo. Y sí, ME-WE!

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.