Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Sigue cayendo

Ando de relecturas. Supongo que no es mal momento en esta cincuentena, este punto intermedio (ya ven, soy un optimista), pero no puede evitarse algo de miedo a que ojos más afilados, más viejos, y hasta cierto punto más cínicos, no aprecien viejas lecturas que uno consideraba esenciales. Pero, ah, uno se re-encuentra con un fragmento como este de La Casa Encendida, de Luis Rosales, y recuerda, redisfruta, reaprende.

sigue cayendo,
sigue cayendo todo, sigue haciéndose igual,
sigue haciéndose luego,
sigue cayendo,
sigue cayendo todo lo que era Europa, lo que era mío y había llegado a ser más importante que la vida,
lo que nació de todos y era como una grieta de luz entre mi carne,
sigue cayendo,
sigue cayendo todo lo que era propio,
lo que ya estaba liberado,
lo que ya estaba desdolorido por la vida,
sigue cayendo,
sigue cayendo todo lo que era humano, cierto y frágil
lo mismo que una niña de seis años que llorara durmiendo,
sigue cayendo,
sigue cayendo todo,
como una araña a la que tú vieras caer,
a la que vieras tú cayendo siempre,
a la que vieras tú mismo,
tú tristemente mismo,
a la que vieras tú cayendo hasta que te tocara en la pupila con sus patas velludas
y allí la vieras toda,
todo solteramente siendo araña,
y después la sintieras penetrarte en el ojo,
y después la sintieras caminar hacia adentro,
hacia dentro de ti caminando y llenándote,
llenándote de araña,
y comprobaras que estabas siendo su camino porque cegabas de ella,
y todavía después la sintieras igual
igual que rota
y todavía…

«Sigue cayendo» recibió 0 desde que se publicó el 7 octubre, 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.