Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Pedro Montealegre

nos dejó hoy bastante antes de tiempo. Perdemos a un poeta valiente. Y los poetas valientes son escasos. Sus amigos más cercanos le lloran; yo recuerdo nuestro breve trato, siempre tan exquisito por su parte, y poemas como este que adquieren ahora una dimensión especial:

GÉNESIS

Comencé como un doble. Negando y negado, al renacer tanto higo
y no madera de su árbol, la cerveza y no cebada de una espiga, una sola,
y el alma en almácigos con la voz de mi mortal, con el pie de mi inmortal,
con el agua por delante: una fuente en el mundo y dios todo para mi sed.
Comencé las ilíadas sin parte, ni linaje.
Así me despedían: blanco entre las sábanas colgadas al aire
y hambriento por la forma, la verdad de un leño ardiendo: un fénix
con su pico atragantado de cenizas. Yo el funesto de los ojos
arrugados como vientres. La mancha sin causa en la madera fosilizada:
tu huella, la mía, formando un mosaico. Un vitral que consagra
tu memoria a una imagen. La nave de un templo que guarda los deudos:
mi cirio goteando tu poco de muerte.

De El Hijo de Todos (Ediciones del 4 de agosto, 2006)

Dicen sus amigos también que Pedro, al que la vida no trató bien, ahora descansa. Que sea así. Que la tierra te sea leve.

«Pedro Montealegre» recibió 0 desde que se publicó el 12 enero, 2015 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.