Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

La nueva reencarnación de la Biblioteca de Las Indias

Si hay un colectivo que ha hecho de la resiliencia doctrina, ese es el de quienes componen la Sociedad de las Indias Electrónicas, y eso, entre otras cosas lo demuestra las muchas vidas de uno de sus proyectos más queridos: La biblioteca de las Indias.

Cuando yo conocí la Biblioteca, esta tenía voluntad de espacio físico tangible. Un cuarto pequeñito lleno de libros y revistas relacionadas con la revolución digital que entonces arrancaba y un aula que se ofrecía a asociaciones y en el que se llevaban a cabo los primeros cursos de ciberactivismo que, creo, se celebraban en este país…

Después el espacio físico se volvió digital, y más tarde un proyecto editorial, el primero construido sobre el concepto de dominio público: la colección Planta 29, que disparó ensayos ferozmente actuales y cuestionadores de las visiones aceptadas por las diversas tribus ideológicas.

Y ahora vuelven a cambiar de dirección, que no de objetivos, con la nueva colección Biblioteca de las Indias, que edita libros (por usar el término) en epub y html (para e-readers y los navegadores) y en papel, para las ocasiones, como dicen ellos.

Y en esta nueva biblioteca ya se han publicado tres textos de gran interés (La clave es pública, Cómo salir de la crisis, Los futuros que vienen, y se anuncian más.

Porque cuando se tienen las ideas claras, uno puede adaptarse, coger la ola, y recordar que los surferos también son poetas.

«La nueva reencarnación de la Biblioteca de Las Indias» recibió 2 desde que se publicó el 4 Noviembre, 2010 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. ¿Te animarías Daniel a sacar tu nuevo libro con nosotros? A nosotros nos hace más ilusión que publicar nuestra propia antología tuya. Las antologías miran para atrás y tu nuevo libro mira al futuro que siempre nos gustó más… 🙂

    En papel, la idea sería comenzar tirando 300 ejemplares: 150 para consumo indiano, 50 para tus próximos y 100 para los asistentes de un acto de presentación guapo que tendríamos que organizar en Madrid. Y realmente tiene que ser muy guapo para atraer 100 personas en este pueblo tan sobrepoblado y tan desierto a la vez. 🙂

    Luego, como con los ensayos, haríamos ediciones para cada lectura pública o presentación del libro que surgiera. Sería muy chulo por ejemplo, hacer una en el «III Encuentro sobre Democracia Económica» de la próxima primavera, que estamos pensando transnacionalizar más y fundir con la «II Conferencia Global sobre Ciberpunk y Neovenecianismo». Y por supuesto todas las ediciones de 50 ejemplares que hicieran falta a las librerías amigas que organizaran lecturas en la península, las islas… Montevideo, Buenos Aires o DF, donde también podemos imprimir.

    ¿Qué te parece?

  2. Ufff…

    Me parece una idea acojonante… que igual podría ir “más allá” si consolidamos una colección de “literatura” (este es un concepto con el que me cuesta trabajar, yo siempre pienso más en términos de poesía / narrativa como “espacios” diferenciados) en la Biblioteca de las Indias.

    100 personas en la presentación de un libro de poemas, sin desmerecer la capacidad de movilización que tienen ustedes, me parecería un escándalo (vamos, que veo la cifra poco realista) 😉 Casi que igual le pido los que sobren para añadirlos a mis 50…

    Con las presentaciones habría que ver cómo concertar agendas, porque ese siempre ha sido un problema para mí con mis libros, porque ya viajo bastante por motivos de trabajo y tengo dos hijos que “vigilar” 😉

    Lo de las ediciones en la otra orilla, imagínate lo que me parece.

    En fin, que hablemos… como diria aquel. Un abrazo.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.