Integración

      No hay comentarios en Integración

Todo nacionalismo, al menos en Europa, por mucho entusiasmo popular que despierte – o tal vez por eso lo despierta en el fondo – incorpora siempre un plan más o menos explícito, más o menos extendido en el tiempo, de limpieza étnica, o si esta palabra les parece muy fuerte, cultural. A ese plan de limpieza se le llama también a veces “políticas de integración”, orientadas al final a la consolidación del predominio del nativo sobre el fuereño, al que se le recordará su condición a la primera que discrepe del discurso correcto, y al que se animará a avergonzarse de sus orígenes y a ser agradecido y obediente, un buen Tío Tom.

Deja un comentario