Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Fracasar mejor

(fragmentos, interrogantes, notas, protopoemas y reflexiones). Qué mejor manera de iniciar un nuevo ciclo de diez años (jé) que acusando recibo del último libro de Jorge Riechmann.

Fracasar mejor (Olifante, 2013) es la última entrega de esa colección con la que Riechmann inauguró una manera peculiar de escribir y reflexionar sobre la escritura y sobre el entorno en aquel “Poesía practicable” (que me dejó, en su momento, semanas sumido en un convencimiento del que aún no he salido del todo: comparado con Jorge soy un puto analfabeto funcional…), siguió con el muy impactante “Poesía allende lo humano“, y después han venido unos cuantos más.

En estos cuadernos, diarios de lectura, pensamiento e iluminaciones, Jorge mezcla, como las mezcla la vida, las diferentes sustancias de sus obsesiones (Las obsesiones nos hacen, no lo consideren un término despectivo, sino una actitud frente al mariposeo intelectual que sigue los vientos de la moda que todo frivoliza y nada se toma en serio): la escritura y la función de la poesía, la crisis ecológica y su punto de no retorno, la política, la degradación social. Los textos ajenos aparecen como descubrimientos: más que piedras preciosas, vidrios pulidos por el oleaje que se encuentran en la orilla de la playa, entreverados con las observaciones del poeta, cada vez más oscuras, cada vez más fatalistas de algún modo, y al mismo tiempo cada vez más decidido a resistir y a encontrar el resquicio que nos salve, el milagro que sólo podrá venir de la resistencia social y del cambio personal.

Fracasar mejor, respecto a los anteriores cuadernos de Riechmann muestra algunos señales signifcativas en la evolución del pensamiento del poeta, que es siempre gradual y debatido: como las abundantes reflexiones alrededor de la religión (en un sentido muy parecido, de algún modo, al de otro autor investigador del futuro de este presente continuo, como es David de Ugarte). En medio del marasmo, la necesidad de un sentido, de una lectura comunitaria de la realidad frente al nihilismo oficial (del que Riechmann recoge señales entre divertidas y estremecedoras del cinismo gobernante -y que va más allá del partido actualmente en el poder, aunque este sea su versión más trabajada-). Frente al nihilismo de usar el dinero como medida de todas (todas) las cosas,las personas y los seres vivos, al final los conservadores hemos acabado en devenir nosotros. Conservar los vínculos sociales, la naturaleza de la que somos parte, la defensa de los principios básicos que empujaban no a una futura sociedad sin clases, sino a la propia revolución burguesa (libertad, igualdad, fraternidad)… La re-ligio, como cuidado de los lazos que nos vuelven humanos, el anteponer las personas (y no sólo a las personas, insiste Riechmann) al beneficio.

En este flujo de pensamiento, las reflexiones sobre la escritura de poesía son esta vez escasas, otras cuestiones más duras abruman al poeta, pero aun así hay varias muy dignas de referencia. De algunas me siento más cercano, de otras menos, pero esta, en particular, me encanta:

RAÍCES

Una de las raíces que envenena nuestra “alta cultura”, en países como el mío, es esa desdichada obligación de tener que parecer siempre un poco más listo que los demás. Tú no tengas miedo de parecer un poco más tonto, torpe o lisiado que los demás: ese es precisamente el lugar desde donde puedes aprender.

Desde ese lugar, saludamos el esfuerzo sísifico (¿este palabro existe?) de Jorge Riechmann, que va dejando una obra más allá de la poesía, que será, con el tiempo, ineludible para entender esta época desquiciada, ruín, desmesurada, enorme y mezquina al mismo tiempo…aprendiendo, apre(he)ndiendo siempre.

«Fracasar mejor» recibió 7 desde que se publicó el 21 julio, 2013 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Crul dice:

    Creo que la sensación que más agradezco de visitar lugares como este (y otros comunes) es ese “sentirme más tonto, más torpe que”. Como dice Jorge, es la mejor posición para aprender.

  2. Germán dice:

    Un buen arranque para la nueva década.
    Saludos.

  3. Óscar dice:

    No he leído aún el libro, pero Jorge Riechmann es un grandísimo intelectual y un gran referente del anticapitalismo. Es una persona que no utiliza la idea de justicia para alardear de nada ni para envanecerse de nada, sino que la utiliza para hacer, para buscar un mundo mejor; un mundo mejor para los humanos, para los no humanos y para todo lo que merezca ser respetado. Qué pena que a alguien así no tengamos la oportunidad de oírle en radio y televisiones, y tengamos toda la morralla de tertulianos que tenemos en este país.

  4. daniel dice:

    Ese, Oscar, sería otro país. Un abrazo.

  5. joe dice:

    Con el puño levantado
    Ni perlas,ni zafiros ni diamantes engarzados,
    serán mis las palabras.
    Surcos de tiempo,sensible cortejo,
    rozando y haciendo el cuerpo amado:
    puño cerrado, abriendo futuro,
    abriendo las manos…

Pingbacks recibidos desde otros blogs

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.