Feliz Primero de Mayo, Don Carlos

Mañana es Primero de Mayo, ese festivo vaciado de su sentido inicial, pero que nos sigue recordando de algún modo su porqué. Dicen los medios que Marx está de moda, como si fuese un color para la próxima temporada de primavera, ojalá su relectura adaptada a los tiempos que corren haya vuelto para quedarse.

Y se me ha venido a la cabeza este poema del gran Erich Fried, en su traducción de Jorge Riechmann sobre Don Carlos. A él y a ustedes, feliz Primero de Mayo.

Karl Marx, 1983

Cuando dudo
de quien dijo
que su dicho favorito era
“Hay que dudar de todo”
estoy siguiéndole.
¿Y cómo podría quedar anticuada su frase
según la cual “el libre desarrollo
de cada uno
es la condición
del libre desarrollo de todos”?
Lo que queda anticuado
son aquellos de sus discípulos
que olvidan tales palabras
una y otra vez.
De sus conocimientos
están anticuados menos
de los que él mismo hubiese esperado
después de tanto tiempo.
Los que declaran muerta su obra
así como silencian sus motivos
para declararla muerta
prueban sólo
lo viva que está.
Y los beatos ortodoxos
que quieren probar
la vigencia de cada palabra y de cada coma
prueban cuánta razón tenía
(y con ello cuánta no tenía)
cuando se burlaba:
“Je ne sui pas un marxiste”

Deja un comentario