Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

El quark y el jaguar

Bueno, me toca ir cerrando esa fase anual de dos, tres semanas de “cero (o casi) informático”, en la que trato de alejarme en lo posible de cualquier cosa con teclas, bien consciente de que, en cuanto acaba, mi conectividad se vuelve casi permanente y a veces más presionante de lo que me gusta. En estas semanas he empezado a sumergirme en “El quark y el jaguar. Aventuras en lo simple y lo complejo”, el libro de Murray Gell-Mann – premio Nobel de Física en 1969 por entre otras cosas, predecir, en el marco de su trabajo sobre la teoría de las partículas elementales, la existencia de los quarks – sobre los sistemas complejos adaptativos y su relación con la física cuántica. No se confundan, a nivel científico soy un lego curioso que devora libros de divulgación pero que frente a una mínimamente compleja fórmula sufre mareos. Ya he hablado en otras ocasiones de esa curiosidad y de las conexiones de la ciencia con la poesía, y una de las cosas que me acercó a este libro fue su tan poético y sugerente título: “El quark y el jaguar”, y fue una sorpresa a medias descubrir que proviene, de hecho, de un poema de un un poeta norteamericano, Arthur Sze (que en sí mismo es un estupendo descubrimiento) del que Gell-Mann nos cuenta en el prólogo de su obra:

La imagen de Arthur del quark y el jaguar transmite perfectamente mi idea de lo simple y lo complejo: de un lado, las leyes físicas subyacentes de la materia y el universo, y del otro, el rico entramado del mundo que percibimos directamente y del que formamos parte. Así como el quark es un símbolo de las leyes físicas que, una vez descubiertas, aparecen diáfanas ante el ojo analítico de la mente, el jaguar es, al menos para mí, una metáfora de los esquivos sistemas complejos adaptativos que continúan eludiendo una visión analítica clara, aunque su olor acre puede sentirse en la espesura.

Y aquí está el poema de Arthur Sze que inspiró el título, y de algún modo impulsó la escritura del físico Gell-Mann acercándonos sus aventuras en los mundos de lo simple y lo complejo. La versión al castellano es de cosecha propia. Arrancamos así el nuevo curso de estas islas en la red, celebrando la complejidad, antídoto contra los simplistas, los simplificadores y los uniformadores.

Una tortuga de las Galápagos no tiene nada que ver
con el mundo de los neutrinos.
La ecología de las Islas Galápagos
nada que ver con un par de tijeras.
El cactus en el alfeizar nada tiene que ver
con la invención de la rueda.
La invención del telescopio
nada con un jaguar rojo.
No. la invención de las tijeras
tiene todo que ver con la del telescopio.
Un mapamundi tiene todo que ver
con el cactus junto a la ventana.
El mundo del quark todo que ver
con un jaguar merodeando en la noche.
El hombre que se autoimmola y arroja
un cóctel molotov a un tanque tiene todo
que ver con un girasol inclinándose hacia la luz.

«El quark y el jaguar» recibió 0 desde que se publicó el 2 Septiembre, 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias