Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Esos “id”, “marchad”, “bailad”, esos imperativos peninsulares terminados en D siempre me resultan molestos, y cuando los encuentro en un poema me hieren el oído y la vista. No ordenar, no dirigir, no sermonear. En los poemas se trata de compartir una mirada, quien quiera instrucciones o consejos de “autoayuda” que vaya a otro negociado.

«El imperativo peninsular» recibió 0 desde que se publicó el 9 noviembre, 2018 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.