Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Dos noches estupendas

en Valencia. La primera en la librería Primado, y la segunda en El Dorado Espacio MAE. Dos lugares entrañables en el sentido radical del término, porque quienes los habitan es gente que se te queda pegada a las tripas para siempre.

Sorprendente, una vez, el dinamismo alrededor de la poesía que se respira, desde iniciativas juveniles como las Trincheras Póeticas, o las de más veteranos, como la Fundación Inquietudes, por donde trastea don Viktor

Y fue estupendo ponerle carne a viejas amistades electrónicas,como Antonio y Vicent (que hizo una lectura tremenda del clásico “Niño Yuntero” de Miguel Hernández, que me dejó helado) y estupendo también volver a encontrar viejos amigos de la Familia Bailadora y sus alrededores…

Y ya puedo decirle al anónimo residente ausente que lei algunos de sus raps en público… con el mismo flow que un garbanzo, me temo…

Y otro y… y volví con la cabeza, el corazón y la maleta cargada de regalos. El viaje de vuelta lo pasé disfrutando los Sonetos Votivos de Tomás Segovia (gracias Viktor) que, como van a ver, no son mal colofón para estos dos días inolvidables, ni mala manera de viajar, aquí va el que abre el libro:

Si te busco y te sueño y te persigo,
y deseo tu cuerpo de tal suerte
que tan sólo aborrezco ya la muerte
porque no me podré acostar contigo;
.
si tantos sueños lúbricos abrigo;
si ardiente, y sin pudor, y en celo, y fuerte
te quiero ver, dejándome morderte
el pecho, el muslo, el sensitivo ombligo;
.
si quiero que conmigo, enloquecida,
goces tanto que estés avergonzada,
no es sólo por codicia de tus prendas:
.
es para que conmigo, en esta vida,
compartas la impureza, y que manchada,
pero conmovedora, al fin me entiendas.

«Dos noches estupendas» recibió 1 desde que se publicó el 2 noviembre, 2009 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] un tiempito, en una de mis expediciones a Valencia, Viktor Gómez me regaló un pequeño librito de Tomás Segovia:  Sonetos Votivos, que reunía una […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.