Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

de CERVAL

CERVAL es mi último libro de poemas, que acaba de publicar Baile del Sol. Más que un poemario es un poema-río en el que cada uno de los cien fragmentos que lo componen (que yo creo que no son poesía en prosa ni prosa poética, sino versos expuestos de otro modo) empata con el siguiente, a modo de esa matraquilla nerviosa que a veces nos enreda las obsesiones en la cabeza. Esta matraquilla, esta retahila, desenvolvió su madeja durante los meses de febrero a abril de 2006, casi de una manera semiautomática. De algún modo es un precipitado de los procesos vitales e intelectuales de los dos años anteriores, que inauguraron mi cuarentena, llenos de encuentros y sorpresas. Después quedó sometida al proceso de reposo en gaveta que suelo aplicar a mis trabajos durante un año… y más después Tito y Angeles decidieron integrarla en su Baile, lo que, de verdad, les agradezco. La infografía de la portada se la debo a José Manuel Álvarez. Lo mejor de la Red es cómo, si hay voluntad, crecen los lazos y la amistad. A José Manuel, sin conocerme de nada, le pedí su infografía para mi libro y su respuesta aquí la tienen. No se pierdan sus Cien Cadáveres.

El poema, dije, es una matraquilla, trata de reproducir esa especie de continuo verbal obsesivo que sufren algunas personas en situaciones de tensión o desequilibrio. Por eso un fragmento empata con el otro, por eso las comas, tomas de aire para seguir el discurso, desaparecen. Sólo hay puntos. Cierres y aperturas fragmentarias y tensas, líneas de fuga, saltando de un tema a otro, mezclando lo personal con lo colectivo, lo social y lo íntimo: intimizando lo político, politizando lo íntimo. Las referencias, citas, palabras ajenas pero anejas, tan cercanas, que cruzan el texto, se insertaron de una manera prácticamente espontánea en su desarrollo, porque son parte de mi memoria y de mi crecimiento en los últimos tiempos, verdaderos emblemas personales alguna de ellas, y a cualquiera que haya seguido este blog le resultarán familiares.

Diversos acontecimientos sociopolíticos se cruzaron con el proceso de escritura, y, se quedaron en él de manera inevitable, porque creo que reflejan un estado de ser o de sentir colectivo, una especie de ciclotimia que nos lleva de la euforia al desánimo, del pavor a la despreocupación absoluta en cuestión de minutos, que el poema trata de apalabrar: el miedo, la desazón, como estado social e individual permanente, perfecto para consolidar procesos de dominación, de renuncia de derechos y conquistas históricas sacrificadas en el altar del miedo al futuro y al otro, con quien compartimos, finalmente, la ajenidad de nuestras vidas, de la que solo nos puede salvar, precisamente, el encuentro, la conversación abierta de la que broten los comunes denominadores, las razones y las herramientas de la resistencia, el alimento de la esperanza. Como base sana sobre la que empezar de nuevo, si es posible.

Ey,antes que me lo digan, ya sé que no está en la Red. Pero es que con Cerval quiero hacer algo más que colgar el correspondiente pdf. Creo que se trata de un poema con fuerte voluntad hipertextual, de alguna manera, y me gustaría hacer cón él algo diferente, y para eso necesito tiempo y aprender un par de cositas…

Como hoy estoy vagañete (que no Bagañete, que son los paisanos de Tazacorte, un respeto), les envío a los siguientes enlaces donde podrán encontrar (Gracias Viktor) unos cuantos fragmentos matraquillentos de CERVAL.

en La Casa Transparente
en el blog de Viktor Gómez ( I ) ( II ).

en Garabatos y ringorangos, de Germán Machado

apuntes sobre su lectura de Cerval, en Textos del Cuervo de Marcos Taracido

 

Pedidos a Baile del Sol.

 

«de CERVAL» recibió 5 desde que se publicó el 9 Junio, 2009 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Versvs dice:

    ¡Felicidades!

    He leído los trocitos en La casa transparente y moooolan mucho 🙂

  2. José Manuel dice:

    De nada.
    Tengo muchas ganas de leerlo, la verdad.

    Un abrazo

  3. José Manuel dice:

    De verlo, quise decir. (Y releerlo). En definitiva, ganas de tenerlo físicamente entre las manos.

    Saludos.

  4. Gracias Versus 🙂 José Manuel, ya lo tengo. Mañana van p’allá sin falta! Un abrazo.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] a leerlos, para terminar de entender porque siguieron vibrando desde su primera lectura. Con este Cerval, de Daniel Bellón, me pasó algo de eso. Cerval, de Daniel Bellón. Ediciones Baile del […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.