Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

Crítica de la realidad. Crítica del lenguaje

No puedo evitar reproducir aquí el parrafo final de ensayo “Poesía hispánica y modernidad literaria” de Jaime Siles con el que me he encontrado en el volumen “Poesía Hispánica contemporanea”. Ensayos y poemas, del que son responsables de edición Andrés Sánchez Robayna y Jordi Doce. Leamos:

Una mirada verdaderamente histórica y crítica nos hace ver, por ejemplo, que las vanguardias existieron en un momento concreto, pero que aún hoy resultan necesarias y aprovechables, porque las vanguardias son como la utopía: si no mantenemos una cierta dosis de utopía, podemos experimentar una regresión. Otra cosa es que la utopía se equivoque. Si se extrema, es una barbaridad, porque entonces se mata en nombre de la utopía; pero si esta desaparece, hay una regresión. La utopía responde al pensamiento verdaderamente crítico. Yo creo, en suma, que es necesario que el poema sea crítico con la realidad, pero más crítico aún con el lenguaje. Un pintor es crítico con los colores y los materiales que usa, porque es con ellos con los que puede criticar la realidad. Un poeta es crítico en sus dudas con el lenguaje, en su desconfianza del lenguaje, en sus ataques al lenguaje, en su experimentación con el lenguaje, y eso es en definitiva lo que da sentido a su relación con el yo, con el lenguaje mismo y con el mundo.

Creo que da para un buen debate…

«Crítica de la realidad. Crítica del lenguaje» recibió 9 desde que se publicó el 12 Septiembre, 2005 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Daniel.
    vi por allí, en otro blog, cierto interés hacia la producción poética uruguaya pos-60, y me mencionabas junto a Lalo, por la inclusión en el libro ZurDos. Si te interesa, podés escribirme a gabrielp@montevideo.com.uy y gustosamente puedo enviarte algún material. E intercambiar, porque veo que también escribes y estás en esto de las letras. mi blog te puede situar en cuanto a mi ùltima novela publicada. ya sabes. estoy en esa dirección.

    g

  2. hebert abimorad dice:

    Tomemos las herramientas a nuestro alcance para la labor creativa, y en ésta también los gustos cambian.
    Gracias Daniel

  3. Daniel dice:

    ¡ Qué bien…! Gracias por sus visitas. A este post sólo le falta Germán para tener toda una concentración de poetas uruguayos. Ya saben que esta es su casa…

  4. Enrique dice:

    Gabriel, hermano: cuánto bueno verte por acá, reencontrarte tras 12 años…

    Soy Enrique (Quique) Falcón: tres semanas enteras nos tiramos –¿recuerdas?– encerrados en aquel “campo de concentración” de Mollina (Málaga), hace ¿12? años, convocados en toro a aquello de “Literatura y Compromiso social”…

    Buena gente, y buen poeta, este Daniel. Además, por encima, amigo cómplice. Buena gente, y buen poeta, este Gabriel: cnservo y releo (ahora que te reencuentro en estas islas que todo lo enlazan y trenzan) aquel ejemplar de tus “Poemas religiosos” (Graffiti, 1993) que dedicaste a –como nos llamabas– “los insumisos de Valencia”: Quique (el menda), Antonio (Méndez Rubio) y Jorge (Juan Martínez). Los 3, como tú, como Daniel, seguimos en este daño de la literatura.

    Por Valencia nos tienes.

    Abrazos también –por si la sigues viendo– para la loba rubia (Lalo Barrubia): ¿publicó algo más después de aquel libro Suzuki?

    Va un abrazo transatlántico

    en contacto

    q.

    http://usuarios.lycos.es/inedu/qf/

  5. Daniel dice:

    Ñoh, qué me gusta esto de que la bitácora sea una plaza, transite la gente y se encuentre… Un saludote don Enrique.

  6. germán dice:

    Daniel, esta bitácora se te llenó de yoruguas, lo siento 🙂 El mundo es chiquitito. No obstante, fíjate lo que son las cosas, a Gabriel Peveroni no lo conozco personalmente. Eso sí, lo he leído. Últimamente, al menos en materia de publicaciones, se alejó de la poesía (no sé si la sigue escribiendo: que él lo diga) y arrancó para el lado de la dramaturgia (le ha ido bien con dos de las obras suyas que conozco: Sarajevo esquina Montevideo y El hueco), también se ha dedicado a la novela y al periodismo cultural. Y fíjate lo que te decía por ahí del voluntarismo (buena y mala leche) de las antologías: a Gabriel lo publican en una de poesía latinoamericana y lo excluyen en otra de poesía uruguaya (que dicho sea de paso, teniendo en cuenta algunos incluidos, su exclusión ha sido una injusticia). Por otra parte, y hasta donde sé, Peveroni es un polemista de fuste, así que si se mete en las Islas apróntate. A Hebert ya lo habíamos presentado, no agrego más. Ando con muy poco tiempo, pero intento seguirte el tranco en la red. Va un abrazo para vos y saludos a los demás visitantes, Gabriel, Hebert, Quique…

  7. No sé si queda un poco fuera de lugar retomar el tema del post (ni siquiera sé si este post lo retoma), pero me he topado con un recorte de Daniel Freidemberg en http://www.kaputt.it/author/freidemberg/ y no puedo resistirme a compartirlo con vosotros:

    Una posibilidad de redefinir ‘lo revolucionario’, a partir del planteo de Barthes (Variaciones sobre escritura). No postular otra sociedad sino mirar esta sociedad –o cualquiera– desde otro lugar. Desfetichizar las relaciones existentes, descreer de la imagen existente de la sociedad. Lo ‘ilegible’ o lo ‘contra-legible’ (así, entre comillas) ‘es revolucionario porque está ligado, no a otro régimen político, sino a ‘otra manera de sentir, otra manera de pensar’.’ Aclara que no constituye una figura plena, no se lo puede describir, ni siquiera desear, sino entenderlo como ‘una crítica radical de lo legible y de sus compromisos anteriores’, de ningún modo apunta a ‘figurar la escritura de mañana’.

    Un abrazo.

  8. Se me olvidó entrecomillar el texto citado, pero creo que se reconoce con facilidad.

  9. Daniel dice:

    Uh… la cita es muy interesante. Creo que en poesía el “desde donde” se habla o se canta es determinante. Lo difícil es encontrar esa posición que nos permita lecturas alternativas de la realidad, o , tal vez, dicho de otra manera, desvelar la realidad, hacer expresable lo que tanto cuesta. Creo que eso podría enlazarse sobre lo que dice Siles:lo primero que los poetas deben serr es críticos con su lugar y su herramienta, pues el lenguaje es ambas cosas de alguna manera…

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.