Islas en la Red

Más de 10 años de poesía en la red

Grupo de Cooperativas de las Indias

5 más de Steiner

y de su  “La poesía del pensamiento“, lectura de lujo del verano de 2012…

  • La táctica modernista convierte los espacios en blanco entre las líneas ya sean tipográficamente declarados o acústicamente deducidos como en la música, en algo totalmente distinto de la nada (la néant). Pueden contener lo eliminado, lo aparentemente olvidado que ejerce una presión percibida. Pueden estar cargados de futuro, de una potencial erupción de significado en el borde mismo del despliegue.  El vacío se hace fértil (“La vide frais”), una paradoja a la que otorgan fascinante realidad las especulaciones cosmológicas de la teoría de cuerdas y la materia oscura sobre el “vacío energizado”. El segundo tropo es el del silencio. Lo no dicho se hace elocuente, hasta délfico. Un lenguaje mendaz, impreciso y políticamente prostituido, ese vasto ruido (vacarme o el Gerede de Heidegger) de los medios, la monstruosa amplificación de lo trivial se contraponen a las decencias del silencio, a su limpieza cognitiva y moral. De lo que revela su verdad precisamente porque no puede o no debe ser dicha.
  • Un tesoro de palabras que un Shakespeare, un Milton o un Joyce utilizaron mil veces se ha reducido, según un estudio estadístico de las conversaciones telefónicas y mensajes electrónicos registrados y enviados un día cualquiera en Norteamérica, a aproximadamente sesenta y cinco. Ningún anuncio publicitaro se arriesga a utilizar una frase subordinada. Los subjuntivos, que son los prodigiosos vehículos de unas posibilidades alternas de vida, que son las funciones de la esperanza, están desapareciendo rápidamente hasta en francés, antaño su orgullosa morada.
  • La poesía aspira a reinventar el lenguaje, a hacerlo nuevo. La filosofía se esfuerza por hacer el lenguaje rigurosamente transparente, por purgarlo de ambigüedad y confusión.
  • El silencio y la privacidad, las coordenadas clásicas de los encuentros con el poema y con el enunciado filosófico se están convirtiendo ideológica y socialmente en unos lujos sospechosos. Como dice el crítico H. Crowther, “el zumbido dentro y fuera de la cabeza ha asesinado al silencio y a la reflexión”.
  • Es posible que los géneros híbridos resulten ser los más viables (…)Ya se recita poesía ante un tapiz dde jazz, ya se inscriben declaraciones filosóficas en cuadros (…) se sintetizan mensajes electrónicos y en vivo (…)  Estos modos insinúan la posibilidad de una filosofía “postlingüística o postextual” de la poesía como un happening colectivo (…) El significado se puede bailar.

Y este último (ya sé, son seis…) , con el que cierra el libro, que, jo, da para años de pensar:

“En el horizonte está la perspectiva de que los descubrimientos bioquímicos y neurológicos demuestren que los procesos imaginativos y cognitivos de la psique humana tienen una fuente en última instancia material. Que hasta la conjetura metafísica o el hallazgo poético más grandioso son formas complejas de química molecular. (…)

Viene a la zaga de las “humanidades” que tan sombriamente nos fallaron en la larga noche del siglo XX. Sin embargo, puede ser una aventura formidable. Y en alguna parte, un cantante rebelde o un filósofo embriagado de soledad dirá “no”. Una sílaba que contiene la promesa de la creación.

Las negritas son mías, disculpen la licencia…

«5 más de Steiner» recibió 0 desde que se publicó el 15 Septiembre, 2012 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Daniel Bellón.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.