Tecno Pop subido.

3 comentarios »

Como corresponde y es costumbre en las ediciones de Cartonera island, en sus tres versiones:

Tecno Pop en pdf.
Tecno Pop en epub.
Tecno Pop en pdf para que hagas tu propio libro cartonero

Tecno Pop recoge veinte ( y un) poemas de amor o celebración a la ciencia y a la tecnología, que en algunos casos corresponden a obras ya publicadas y en otros es material inédito. Es una a modo de mininantología temática, o algo así…

Y aquí lo/s tiene/n.

… porque a fin de cuentas se trata de esto

4 comentarios »

(siguiendo con lo comentado en la entrada anterior) que dejó dicho hace ya un tiempo el imprescindible Jorge Rodríguez Padrón, y que nos recuerda el amigo Antonio Arroyo Silva:

“Muchas veces me ha sucedido, como crítico en ejercicio, que escritores disconformes con lo que he dicho (o escrito) acerca de su obra me lo hagan saber con cierto disgusto. Pero, en la mayoría de los casos, lo que sucede es que ellos consideran que la literatura -la poesía, casi siempre- es una forma de expresión utilitaria, funcional, como cualquier otra. No parecen (o no quieren) entender que el quid de la cuestión reside en que la escritura poética -para serlo- ha de movernos a mover la realidad con una dimensión siempre mayor, que no basta con comunicar algo inmediatamente identificable, o que se pueda explicar de una vez, y ya…Es el gran error de nuestro tiempo dejar que la obra literaria se limite a decir lo que dice, y del modo más convencional posible, creyendo que este oficio de la palabra debe ceder también a ese concepto equivocadamente democrático de la trivialización del pensamiento y de la propia creación literaria. No es comunicación lo que habremos de pedirle, sino que se establezca como un espacio de comunión que, como sabemos, quiere identificación colectiva en lo mismo, unión en una experiencia común de existencia, donde ni lugar ni tiempo históricos -por ser transitorios- signifiquen nada: se trata de una convocación del espíritu -aliento, respiración- en el cual, como seres humanos, nos reconocemos”.

Jorge Rodríguez Padrón.
“Palabras, palabras, ¿solo palabras?”
En “La palabra y la música” AAVV. Ediciones Clásicas. Mapfre- Exmo. Ayuntamiento de Arucas.

Por una vez…

6 comentarios »

haré eso tan feo de decir “ya lo dije”, pero, qué quieren, todo esto que se cuenta en el siguiente reportaje (por lo demás superficial y blandengue) de El País “La poesía estalla en las redes” lo dejé anunciado hace casi diez años en este libro: “Islas en la red; anotaciones sobre poesía en el mundo digital”, que publicó Ediciones Idea, allá por 2005. Por el camino me ha dado tiempo de ir, de pasear por l poesía en tiempo de redes, ver cosas que me gustan y otras que no tanto, y pensar en las nuevas trampas que se puede encontrar el poeta en la ciudad digital.

Ahora, la explosión de eventos y actividades poéticas de algún modo, me genera a veces una cierta inquietud. Quiero pensar que de la cantidad se decanta siempre la calidad y que por eso, cuanto más poesía y más cerca de todos, mejor (aunque de ser esto una regla, malamente se entendería la altura de la poesía nicaragüense, país tan pequeñito, o el gran brote de poetas canarios en los años de la república, en medio de un entorno mayoritariamente analfabeto y colonial). Y no puedo evitar – el diablillo que me susurra maldades de continuo en la oreja izquierda no me deja en paz-  pensar que muchos de esos eventos: jams, duelos poéticos, etc… son, básicamente, un espectáculo de coste muy reducido, ideal para esta época de bolsillos exhaustos. Ya vendrá el tiempo y la distancia de evaluar la poesía escrita en estos años de desazón en España.

Sí quisiera recordar que la poesía siempre ha sido tecnología de la más avanzada. Un lenguaje de des-programación, si de verdad es honesta:

el poema es de por sí, de algún modo, un objeto de alta tecnología, él solito en el aire o en un papel: es pequeño, lo que es una característica típica de las nuevas tecnologías, es “nano”. Es código abierto, en cierto modo, al escribir poesía, se “hackean” las palabras, se les da la vuelta para que digan más de lo previsto, o se les da un uso alternativo, haciéndoles decir cosas diferentes quitando aquí y poniendo allá. Y, muy importante en mi opinión: todo poema verdadero es hipertexto puro, cada palabra nos conduce a una red de enlaces, de sugerencias que están por debajo de la palabra escrita o dicha, donde el lector o escuchador puede indagar, dar vueltas, volver al poema varias veces siguiendo vínculos insospechados.

de “Poesía en tiempo de redes”,  la segunda parte de “Islas en la red. Anotaciones sobre poesía en el mundo digital”.

Aleatorios 12: confusiones

1 comentario »

No trates de hacer confundir la promoción de tu carrera literaria con el compromiso con algún tipo de lucha social.  No confundas alimentar tu ego con extender la presencia de la poesía en la calle. Si el o la poeta se asume como ciudadano en lucha, ha de cumplir con su deber sin exigir algún tipo de plaza especial en la tarima.

La guerra de los cien años

Sin comentarios »

El conflicto en Oriente Medio va camino de convertirse en nuestra guerra de los cien años…Si fijamos su inicio en la partición de Palestina y la creación del estado de Israel en 1947,  hacia ahí nos vamos acercando: una guerra interminable con episodios más feroces dentro de un ciclo sin fin que ha hecho que generaciones enteras no hayan conocido otra experiencia vital que la guerra.  Ahora otra vez, de una chispa emana una hoguera en la que ya se han quemado los cadáveres de cientos de vidas palestinas, la mayoría, una vez más inocentes. Bombardear una ciudad desde lejos, desde lo alto de un avión, o en la distancia del misil teledirgido debe ser relativamente sencillo: la distancia nos cosifica,  convierte a las personas en objetivos.

Veo las imágenes de Gaza, tan nuevas, tan viejas, y se me vienen a a cabeza el gran libro de Mahmoud Darwix, “Estado de sitio”, pero aún más el de un poeta alemán, nacido en el corazón del horror del siglo XX, Erich Fried, que dejó dicho en su poema IDEALISTA:

Quien piensa

que el amor a los enemigos

no es práctico

no está considerando

las consecuencias prácticas

del odio a los enemigos

(versión de Jorge Riechmann)

 

Aleatorios 11

Sin comentarios »

8 de julio de 2014: 7 a 1. Y cierta sensación de alivio al confirmar que los hervores patrióticos no sirven para ganar (no sirven para nada más allá del subidón de adrenalina a los adictos). Es importante saber. Y es importante el arte.

Sorpresa

1 comentario »

y además de verdad. Me ponen tras la pista de la Biblioteca Virtual Omegalfa, y de que alguien ( alguien de quien/es mantienen semejante catálogo digital), ha elaborado una pequeña antología de mis poemas. Qué cabe decir sino Gracias (con mayúsculas bien deliberadas). Hace ya algún tiempo leí que lo verdaderamente escaso en nuestras sociedades conectadas no es el conocimiento, sino la atención, y que es sobre lo escaso sobre lo que se hacen economías. No deja de asombrarme que en medio del marasmo de oferta cultural de todo tipo en el que cualquiera se ve sumergido en el mundo digital y en el físico, alguien dedique un rato a mis poemas, e incluso les dedique atención. Lo dicho, para los mantenedores de la Biblioteca Virtual Omegalfa, muchísimas gracias.  Y aprovechar para animarles  a tod@s a sumergirse en su increíble catálogo, abierto y de libre disposición de clásicos y contemporáneos.

Tecno Pop ya está aquí

1 comentario »

Gracias al esfuerzo de Carlos Bruno, convertido en un solido artista cartonero, Tecno Pop es el nuevo libro de Cartonera Island. Hace un par de semanas, cuando presentamos Ruido o Luz en La Laguna, me hizo entrega de los primeros ejemplares. Pero… ¿qué es un libro cartonero?  El primer proyecto editorial cartonero surgió en Argentina, en tiempos del corralito, tan semejantes en bastantes aspectos a los que aquí hemos dado en llamar “la crisis”.  Eloisa Cartonera surgió como una iniciativa para garantizar ingresos al colectivo de los recolectores de cartones de la zona de Buenos Aires. La propuesta de una manera diferente de editar, que vinculaba el trabajo artesano con las posibilidades de difusión de internet, se extendió primero a otros países latinoamericanos, y, finalmente cruzó el charco, con una plétora de pequeñas iniciativas editoriales, cada una con su propia identidad: unas más orientadas al lado artístico de la edición artesanal, otras orientadas a actividades educativas, otras centradas en la promoción de nuevas vocesCartonera Island es la propuesta que levantamos Carlos, Ernesto y yo (en menor medida, debo confesarlo) como reacción a cierta inanidad del mundillo de la gestión cultural de las islas. Aquí se cuenta bastante bien, y , al golpito se va generando un catálogo atractivo, cuya accesibilidad ya sea en  papel y cartón o en archivos digitales (pdf y epub) es total. En nadita Tecno Pop estará disponible en ambos formatos en nuestra web. Aquí está la portada de uno de los ejemplares de Tecno Pop que tengo en casa. Una característica de la edición cartonera es que cada libro es diferente. Valor del trabajo hecho con las manos.

Y, en concreto ¿Qué es Tecno Pop? Tecno Pop es una colección de veinte (y un) poemas vinculados de algún modo a la pasión y curiosidad por la ciencia y la tecnología. Algunos proceden de obras anteriores, otros han sido recocinados para este nuevo formato, y algunos son inéditos. Este con que les dejo es uno de ellos.

Coplilla binaria

Cero y uno, uno y cero:
la ceniza al cenicero.

Uno y cero, cero y uno,
Tus labios, mi desayuno.

En tus labios, en tu vientre
está mi  código fuente.

Oculto en el entramado,
Hipertexto enamorado.

 

y aquí… el satisfecho autor ;-) en la sala Conca de La Laguna.

 

Tríptico de San Juan

Sin comentarios »

A mí, siempre que llega esta fecha, se me vienen inevitablemente a la cabeza los poemas de Tríptico de San Juan de Francisco Croissier. Va este por Don Juan Antonio Bellón, mi padre, en el día de su santo, como se dedicaban las canciones en las radios de mi infancia.

II

Eres muchas cosas
de peseta y pastilla que nunca se comieron
… el único rey
que todos esperamos
hincado en la rodilla de 365 días
Y hoy eres casi poeta
que recita: “Nuestras vidas son los ríos…”

Singular protagonista del humo
y de tu muerte

Un chaparrón verde
de badiana
te barrerá los charcos necesarios
y te pondrá corbata
en tus apenas tres horas
intensas
de caña dorada y petrolina

Y quedarás,
quedarás de harapos
en la sonrisa a baranda
de dos niñas,
en el trono pardo encapotado
de pupilas como tejas
que te miran
con las zarpas tristes
todavía

Y en la ausencia misma
quedarás en victoria
de cenizas,
… y luego viento,
tanto viento que serás póstumo
otro trozo más de aquellas lluvias
que nunca cayeron.

Un buen rato

Sin comentarios »

con un gran poeta, Rodolfo Häsler, que anduvo por Las Palmas esta semana para el estreno mundial del ciclo “Canciones del saber y el sentir” compuesto por Juan José Falcón Sanabria sobre varios de sus poemas.  Antonio Jiménez Paz nos puso en contacto con Rodolfo,  al que no conocía, y que resulta ser, aparte de magnífico poeta, un tipo verdaderamente estupendo. Y además, su presencia fu causa de una muy divertida tarde-noche de tertulia a la sombra de la catedral de Las Palmas, con Antonio Arroyo Silva, Aquiles García Brito, y uno de los residentes más ilustres de la isla, el poeta y crítico literario cubano Manuel Díaz Martínez.

Aquí una foto del ratito, y debajo, un poema de Rodolfo Häsler que nos regala Antonio Arroyo:

Anterior a la felicidad, antes incluso de la creación,
luchaban una contra otra el agua y la tierra
por la posesión de la ira de tu cabeza.
Cuando la blanca paz interviene para salvarte,
una cuerda de dieciséis cauris te detiene
para que no me desbordes, para que no me asaltes.Amarrado has de vivir, dominado por tu cólera,
en el fondo del mar la luna nueva te alimenta,
de no ser así pobre de mí, pobre si de ti me olvido.Las conchas y las piedras guardo en la húmeda oscuridad
para salvar tu condición de sirena, mitad hombre mitad pez,
para acercarte a mis ojos, para afirmar, con toda certeza,
que el peso de tus sentimientos te abruma, no te deja hablar.

Tu color es el azul ultramar, lapislázuli, el misterio,
y para poder continuar beso los dedos que te han tocado,
tres veces me inclino, y pido la bendición, para encontrarte.

(del libro De la belleza del puro pensamiento, Editorial El Bardo, Barcelona, 1997)

— con Maria Sabelli

Entradas anteriores »