Dos poemas de Laura Casielles

Sin comentarios »

y aquí más.

LENTAS RUPTURAS

Como la erosión en el cuello de un reloj de arena
que una mano mítica llevara siglos girando sin error ni descanso,

todo ritmo implacable
contiene sin quererlo su vejez:

crisálida de agua
que lleva dentro espuma,

la pauta también abre sendas
para el desgarro.

EL DESCANSO DEL HÉROE

Lo que más molestaba
a Teseo
-motivo suficiente incluso para un abandono
sin excesos sutiles-
era saber que, sin ella,
nunca hubiera desatado el laberinto,
nunca sido héroe,
nunca vencido fieras ni fantasmas.

Muchacho,
dijo el minotauro atravesado,
eres el más grande de los héroes,
tremendo truco el hilo.

Y mientras el monstruo se desangraba,
afligido por la duda de su mérito Teseo
comprendió
que ya
no iba
a amar a Ariadna.

Aleatorios 28

Sin comentarios »

Una tarea más para la poesía, con la poeta brasileña Cecilia Meireles: Dizer com claridade o que existe em segredo.

Nota al margen: tras la cierta reconstrucción que tuvimos que afrontar del blog, cuyo peso recayó fundamentalmente en nuestros afitriones de enkidu, quedan más a la vista algunos de los mateariales que hemos ido publicando en los últimos tiempos. Echen un ojo a las columnas de la derecha, donde encontrarán acceso a “Islas en la red, anotaciones sobre poesía en el mundo digital“, “Coltán“, “El poeta en la ciudad digital + 50 aleatorios” y “Tecno pop“, además de las entradas dedicadas al proyecto colectivo “Ruido o luz“. Curioseen a gusto.

Estamos

1 comentario »

Durante este fin de semana este blog y otros del servidor que nos aloja ha sufrido algunos problemas que no han ido a más gracias al esfuerzo e inteligencia del equipo que desde hace tiempo nos acoge. Hay rasguños que iremos poco a poco restañando, pero estamos. De eso se trata.

Una antología personal para un aniversario que no es

Sin comentarios »

Un aniversario que fue, eso sí, pero por el que pasamos apenas sin detenernos porque la vida a veces es así y empuja. Hoy queremos compartir con toda la Red, esta muy personal antología, que no es otra cosa que el producto de ordenar los poemas que han ido habitando estas Islas en la Red, desde su inicio allá por julio de 2013 hasta el mes de diciembre de 2014, 10 años y pico. Para no repetirme, aquí les va la presentación:
En julio de 2013, Islas en la red, el blog alrededor de la poesía que puse en marcha en allá en 2003 cumplía, efectivamente, diez años. Islas en la Red, por edad y actitud es lo que podríamos llamar un blog “old school”, de los de primera hora de aquella oleada maravillosa que devolvió internet a las personas, tras la tontería masiva que reventó con la burbuja puntocom alrededor de comienzos de siglo; un blog temático pero pegado a la vida de su autor, como tantos de aquel entonces. Nunca ha sido Islas en la Red el blog corporativo de una “marca personal”, sino un espacio que crece y evoluciona como el resto de las cosas de la vida.

Bueno, nos habíamos quedado en que en julio de 2013 habíamos llegado a la fecha redonda. Un buen motivo para celebrar, pero coincidió con una frenética actividad profesional y, aunque alguna idea se me ocurrió, por ahí quedó… Y tal vez para bien. Sin embargo, aun tarde, los aniversarios están para celebrarlos.

Este libro digital que tienes en tu regazo, o en tus manos o en la punta de tus dedos o en un archivo en tu móvil, recoge los poemas que se han ido publicando en Islas en la Red en un ciclo de casi diez años: de julio de 2003 a diciembre de 2014, y ya sé que no te salen las cuentas. La cuestión fue que en enero de 2009 se produjo el único ciberdesastre que este blog ha sufrido, pero fue uno bien gordo, que me hizo perder todos las entradas de marzo de 2006 a diciembre de 2008, aún me duele acordarme del lío y la sensación de pérdida; así que, en resumen, que casi diez años de poemas, de los que he eliminado los escritos por mí, que no venían a este caso.

Los poemas aparecen en el orden en el que fueron publicados en el blog, encontrarás le fecha concreta junto al nombre del autor o autora. Y verás también que hay nombres que se repiten, que entran y salen como si de su casa se tratara (como así es, de hecho) , algunos porque son presencias tutelares (García Cabrera, Quiñones, Ory, Tonino Guerra, Gelman, Juan rRamón…) y otros porque son poetas y amigos, algunos de los cuales encontrados en estos rincones digitales para volverse más tarde bien materiales, y uno siempre está esperando que las y los amigos se dejen ver (Ernesto Suárez, Carlos Bruno, Germán Machado, David Eloy Rodríguez, Carmen Camacho, José María Gómez Valero, García Argüez, Enrique Falcón, etc…) y otros que han sido revelaciones tal vez más puntuales, que he ido encontrando en este recorrido de vida y poesía habitada en la Red. En todo caso, cada poema tiene su porqué y me atrevería a asegurar que no hay uno malo, y que, de algún modo, conforman una antología, claro está, muy personal, de poesía contemporánea fundamentalmente en español, y me atrevería a asegurar también que se trata de un libro de poemas, como decirlo, divertido y excitante en su variedad que podría ser una buena entrada para quienes no tengan por costumbre leer poesía de manera sistemática. Por supuesto, si algún autor o autora no le apetece ver su o sus poemas aquí reproducidos no tiene más que decirlo, esto algo bueno de este tipo de ediciones, que siguen viviendo y evolucionando, aún después de su cierre “oficial”. Espero, con la mano en la mar, como decía el gran Pedro García Cabrera, que disfruten de este regalo de aniversario. Salud y poesía.

Las Palmas de Gran Canaria, Junio 2015

Defensa del milagro

Sin comentarios »

Leo en Ahí es nada de Jorge Riechmann, que cita al gran poeta polaco Adam Zagajewski:

La defensa de la poesía es la defensa de algo que alienta en el hombre, la capacidad fundamental de experimentar el milagro del mundo, de descubrir la divinidad en el cosmos y en otro hombre, en una lagartija y en las hojas de los castaños, de asombrarse y de quedar sumido durante un largo instante en ese asombro. Si esta capacidad se marchita, la especie humana seguirá existiendo, pero empeorada, debilitada, de manera distinta a la que ha existido durante milenios, cuando no había civilización que no pusiera la poesía -en una u otra forma- en el centro mismo de los trabajos humanos

Y alguna lazada extraña me ha llevado de ahí a aquel punto azul pálido de Sagan, que tan bien resume el breve cómic que encontraran en este enlace. Cuando se habla desde estas perspectivas, siempre hay algún hijodeputa que considera que es “buenismo”. Mientras tanto el realismo “no buenista” sigue sembrando de cadáveres las cunetas de la historia. Yo, que trato y no me acaba de salir ser bueno, les digo: que les den. Vivimos de milagro literalmente, como sabe cualquiera que haya leído alguito sobre la evolución de la vida en este punto azul pálido. Somos hijos de una ristra de improbabilidades, por eso cada ser humano es sagrado, aunque haya algunos empeñados en que se nos olvide.

Jesús Lizano

Sin comentarios »

De verdad les digo que estoy muy harto de recoger este tipo de noticias. Me acabo de enterar que nos ha dejado Jesús Lizano. Coincidí con el poeta en uno de esos encuentros de voces extremadas que lleva años organizando el poeta (y sin embargo amigo 😉 ) Antonio Orihuela en Moguer. Nos conocimos en el aeropuerto he hicimos juntos el trayecto de Sevilla a Moguer, y para mí fue un descubrimiento encontrarme en la vitalidad, la fuerza, y la ferrea voluntad de no tomarse a sí mismo demasiado en serio, como aconseja Mairena, de aquel señor ya entonces tan mayor como las lucha del ser humano por ser libre, que me conquistó. Y escucharle decir sus poemas era una experiencia en sí mismo. Un libertario de la misma matriz que Chicho Sánchez Ferlosio o García Calvo, un verdadero disidente. Que la tierra, Jesús, te sea leve… y curva.

Aleatorios 27

Sin comentarios »

Si un poeta quiere evitar el fraude debe rehuir, como si la Peste fuera, la trampa de la representación.

Un poeta

Sin comentarios »

Esto, señores y señoras, es un poeta. Después estamos los que escribimos poemas.

Que la tierra le sea leve, Don Manuel

Escritura formularia

Sin comentarios »

me encuentro en el blog del poeta David González esta apreciación del panorama poético español actual. Más allá de compartirla o no, espero que haya poetas que no se sientan demasiado confortables en el lugar en que se vean asignados en la clasificación, de trazo grueso, como el propio David hace notar. Pero la aguda visión de David me confirma que se asienta en el patio poético español la escritura formularia. Y yo creo que una de las tareas de la y el poeta es evitar, precisamente, la escritura formularia, algo de lo que he hablado en El poeta en la ciudad digital, y donde encuentro curiosas coincidencias con la visión de del poeta asturiano:

(…) Porque lo de la escritura formularia no es una tara de una determinada tendencia poética. Percibo últimamente que se da en todas: en las escrituras “esencialistas” llenas de luces inefables e insondables vacíos, en la muermosa poesía chatorealistaclasemediera, de joven desencantado antes de haber tenido tiempo de que algo/alguien le encante,predecepcionados, podríamos llamarles… en la poesía que algunos llaman “social” o crítica” (en la que se me suele ubicar, por si alguien pregunta) con sus llamados a la resistencia y también en las más underground estilo “Nos vemos en los bares”. Diferentes sabores para diferentes clientes, y si a alguien le parece degradante la comparación con un refresco, qué le vamos a hacer… pero noto que se escriben poemas en todas estas tendencias dirigidos ab initio a satisfacer el gusto preconcebido del lector/escuchador (en línea con una tendencia social más generalizada conforme a la que parece que sólo leemos aquello que sabemos de antemano que va a coincidir o va a reforzar nuestras convicciones), con las palabras adecuadas para que el cliente se sienta reconocido y satisfecho y asienta con media sonrisa de complicidad, sin ver cuestionada su mirada sobre sí mismo y la realidad … al final, con diferentes colores, escritura formularia. Y eso a mí, humildemente, me parece un problema. Igual resulta que no lo es.

La jerarquía de la muerte

Sin comentarios »

es el título del corto que mi hijo Óscar, de cuarto de la ESO ha rodado con un grupo de compañeros de clase para el concurso Cinedfest. Aquí lo tienen, y, como buen padre amenazador les animo a que lo voten y le pongan las correspondientes tres estrellas en el enlace anterior. Que ya saben que a las buenas soy muy bueno pero a las malas…soy mejor.

Entradas anteriores »